Aigua

2 May
gespa artificial

Gespes: menys manteniment i menys aigua

A la hora de planificar un jardín es muy importante que sepamos elegir, ya que influirá mucho en los trabajos posteriores. Debemos tener en cuenta que hay muchos elementos que entran en juego. Por ejemplo, en Cataluña hace un tiempo entraron a jugar dos factores que hasta entonces no teníamos presentes: la crisis económica y la sequía. A partir de este momento la gente fue muy consciente del coste ambiental y económico que tenía mantener el césped del jardín. Pero aunque parece un panorama catastrófico, es todo lo contrario. Hemos empezado a descubrir que existen alternativas a los céspedes convencionales consumiendo mucha menos agua y destinando muchos menos esfuerzos conseguimos mejores resultados.

Estamos hablando de céspedes tipo Prat o Zoysia, que son céspedes que se adaptan a todo tipo de suelos y terrenos, al contrario que las convencionales. Están formadas por diferentes tipos de plantas, muchas de ellas autóctonas, que tienen una muy buena adaptación al clima mediterráneo.

 

 

Jardineria Botània sólo trabaja con los mejores proveedores y los mejores productos de cada uno de ellos. En este caso recomendamos siempre los céspedes tipo Zoysia o una combinación de ésta que se llama Zoysia Prat. La primera tendrá dos colores durante el año: en invierno será de un color amarillento y en verano será verde; en cambio la Zoysia Prat será verde todo el año.

 

Menos agua y poco mantenimiento


¿A qué nos referimos cuando decimos que este tipo de céspedes tienen poco mantenimiento? Debemos tener claro que cualquier jardín necesita unos tratamientos mínimos para poder crecer de forma correcta y sana pero una vez cumplidos los mínimos, poco más tendremos que hacer. Por ejemplo en los céspedes tradicionales a lo largo de la temporada (6 meses), las tendremos que segar unas 40 veces, en cambio con la tipologia Zoysia las segaremos entre 6 y 12 veces. Y la Zoysia Prat les cortaremos entre 14 y 20 veces.

¿Y el agua? Pues bien, con unas céspedes de las habituales hasta ahora durante una temporada deberíamos gastar para un jardín de 100m2 unos 110.000 litros de agua; en cambio para los céspedes tipo Zoysia Prat el volumen de agua sería de 78.000 litros, y con una tipo Zoysia sería de 26.000 litros. O lo que es lo mismo, los céspedes convencionales las deberíamos regar diariamente y las otras con dos veces por semana sería suficiente. Comparando los números enseguida vemos que se trata de un ahorro muy importante, tanto para nuestro bolsillo como para el medio ambiente.

Plagas y hongos

 

Este tipo de céspedes pueden tener los mismos problemas de parásitos que las otras pero con un tratamiento adecuado son muy sencillos de eliminar. Otro gran problema que tienen los céspedes son los hongos. Cuanto más las regamos, más humedad habrá y más hongos pueden aparecer. Por lo tanto los céspedes tipo Prat o Zoysia, como las regamos menos tendrán menos problemas de hongos.

Queremos que el jardín siga siendo un espacio único, agradable, un espacio en el que queremos estar e invitar a toda la familia o los amigos. Por eso es importante que no lo descuidamos, y eligiendo adecuadamente veremos como los esfuerzos que tendremos que dedicar serán mucho menores.