Consells

1 May
Macetas biodegradables

Biodegradable pot

A la hora de embellecer nuestro jardín o fondo podemos optar por diferentes alternativas de macetas, una de ellas son las macetas biodegradables. Se trata de macetas naturales que, cómo lo dice su nombre, se biodegradan sin necesidad de trasplantar las plantas.

Hay muchas ventajas al usar macetas biodegradables. La primera es que son más fáciles de manipular que las macetas de plástico y además no es necesario retirar la planta del la maceta, sino que se la planta con maceta incluida ya que esta se ‘pudrirá’ y será absorbida por la tierra.

La segunda ventaja es que el uso de macetas biodegradables evita perjudicar a las raíces de las plantas en el trasplante. Esto ahce que las raíces las plantas crezcan mejor y de forma más sana.

En el mercado se puede encontrar una amplia variedad de macetas biodegradables, pero tambien se pueden hacer las propias macetas biodegradables con periódicos viejos.

Materiales

  • Periódicos
  • Molde, puede ser un frasco de mermelada o un recipiente pequeño, todo depende del tamaño del que quieran hacer la maceta.
  • Cinta adhesiva o grapas.

Paso a paso

Cortar el papel de diario en tiras, envolver el papel de diario alrededor del molde y pegar con cinta adhesiva o grapas.

Una vez que hayan terminado la maceta debes retirar la maceta del molde, rellenar con compost o tierra y sembrar las semillas.

 

 

 

Ventajas de las macetas biodegradables

  • Se eliminan los riesgos adheridos al trasplante.
  • Se reduce la mano de obra en retirada de residuos plásticos.
  • Mayor desarrollo radicular.
  • La maceta ideal para agricultura ecológica.
  • Más permeabilidad al agua que otras.
  • Excelente porosidad.
  • Alta resistencia mecánica.
  • Más tolerancia con las raíces.
  • Respeta el medio ambiente.